A dónde nos lleva la prisa

Oración para mantener el balance

Por Joyce A. Pagán

Luego de enterarme del trágico incidente que le costó la vida a una tierna criatura que se le quedó olvidada a la madre (dentro de su carro), una profesional de salud que iba a atender su oficina profesional, me obligó a reflexionar sobre la forma en que la sociedad moderna está viviendo la vida. No quiero imaginarme ni por un segundo el estar en la posición de esta señora, que le ha tocado vivir esta situación que debe ser la más dura prueba que puede enfrentar una madre buena, según afirman los que le conocen.

Esto es el precio de la prisa, los demasiados asuntos que nos proponemos atender en un día, los “multi tasking”, el corre corre, el ajoro, las presiones a las que nos enfrentamos para tener “éxito” en la vida, medido desde una perspectiva, de que “éxito” es igual a poder adquisitivo, acumulación de riquezas, cuánto dinero ganas, tanto tienes, tanto vales.
Este medir erróneo de lo que es ser una persona “exitosa”, pone una presión inmensa en el ser humano, de tal naturaleza que pierde todo sentido la verdadera razón de la existencia. Tu eres un ser espiritual que está viviendo una experiencia humana, para su evolución y/o ascensión del ser, alma- espíritu. Llegas con nada y te vas con nada, sólo con el amor que diste o que omitiste, con tu karma o buen karma a continuar con tu evolución. Para ese plano no te puedes llevar el blackberry, la laptop, el mercedes, ni la mansión, ni siquiera tu cuenta de banco, ahí te vas solo y el único equipaje que se permite es el amor universal.

La avaricia, la ambición, no tienen espacio en ese plano y entonces te preguntas, porque estas cayendo en este patrón destructivo, que no nutre tu vida. Cuál es el costo real de tu alegado “éxito”, probablemente, no descansas lo suficiente, no te distraes lo suficiente, no sacas tiempo para nutrirte espiritualmente, para conectarte con lo divino, para tu familia, tus amigos, para ti, para contemplar tu entorno, unificarte con la naturaleza y llenarte de luz internamente y encontrar tu propósito en la vida y ser feliz.
Por eso te invito a que frenes ahora lo vertiginoso y acelerado y no permitas que esto siga sucediendo en tu vida, ni en la vida de los que amas. No sigas sacrificando lo verdaderamente importante, por alcanzar un supuesto éxito medido desde la perspectiva materialista y no de lo que verdaderamente importa: paz espiritual de tu corazón, balance y equilibrio entre lo material y lo espiritual. Oxigénate, saca tiempo para amar a tus semejantes, demuestra tu amor, unifícate con lo divino que te habita, busca ser un mejor ser humano y no meramente un poseedor de cosas, que al final nunca van a ser tuyas. Declárale la huelga a la prisa destructiva y construye tu felicidad nutriendo tu espiritualidad! Bendiciones!

Oracion para mantener el Balance

Queridos Angeles amados de Dios,
Ruego su asistencia divina,
para que pueda mantener claro en mi vida
lo importante de mi ser espiritual y no caer
en la tentación del materialismo, la ambición ni la avaricia.
Que pueda ser yo un agente de luz en la vida de los demás y en la mía,
Que siempre pueda sentir agradecimiento, compasión
y amor hacia todos y todo lo que me rodea. Amén.

*Para más artículos sobre Ángeles y espiritualidad visita www.joycepagan.net

Commentarios cerrados.