¡Arriba el ánimo!

Yoga para atacar el estrés y la depresión

Seguramente te sientes tan cansada física y mentalmente que tu energía está disminuyendo tanto que cada vez haces menos cosas. ¡No te quedes recostada en la cama pensando en lo que no puedes hacer! Tienes que encontrar un balance en tu vida. Y una de las maneras de obtener ese anhelado balance es mediante la práctica del yoga. Como explica la maestra de yoga, Manena González, “esta disciplina permite que la energía fluya y que tengas una conciencia más clara de interconexión con lo que te rodea”.

O sea, que el yoga trabaja con tu cuerpo y con tu ser, despeja tu mente y te prepara para enfrentar los retos de la vida. Por ejemplo, un artículo publicado en el Harvard Mental Health Letter (abril de 2009) de la Escuela de Medicina de esa institución universitaria, destacó que existe material que sugiere que técnicas del yoga pueden reducir el impacto de la respuesta exagerada al estrés. También sirve para tratar la ansiedad y la depresión. Los expertos explican que el yoga funciona como otras técnicas de relajación como por ejemplo la meditación, el ejercicio o el socializar con amigos. Todas, estrategias que nos permiten despejar nuestra mente, ser nosotros mismos.

Puedes comenzar a practicar algunas técnicas sencillas en tu casa:

  • Inhala y cuenta 1-2-3 y luego suelta el aire, contando también 1-2-3.
  • Enfócate en un sonido. Por ejemplo, inhala y al exhalar canta una vocal o el sonido característico que realizan mucho de los practicantes del yoga, el OM (el sonido suena como un “aum”).
  • También puedes cantar algún mantra, que no es otra cosa que un cántico secreto (secret chant). El mismo puede estar constituido por oraciones, palabras o sílabas. El sonido OM es muy liberador. González comentó que éste se desarrolla en la garganta, pero llega al corazón y vibra en nuestra cabeza. Esta acción permite sacar lo viejo y crear espacio para lo nuevo. “Inhalo lo bueno y dejo ir lo demás”, ejemplificó.

 

Todas estas prácticas te ayudan a ir directamente a tus emociones. Según diversos estudios, el yoga reduce el ritmo cardiaco, baja la presión sanguínea, aquieta la respiración, ayuda a conciliar el sueño y tiende a mejorar la ansiedad y la depresión leve. ¿No crees que todos estos beneficios sean más que suficientes para que practiques alguna de estas técnicas al menos 10 minutos al día? ¡Inténtalo y déjanos saber cómo te fue!

*Por Redacción www.MariaMarin.com

Commentarios cerrados.