Ayúdame y te ayudaré

Auxiliar a otros eleva la autoestima

Seguramente has escuchado a personas decir que servir a otros les llena de felicidad, además de ser una manera de agradecer todas las bendiciones que se reciben. Y eso todos lo saben, pero lo novedoso de ayudar es que un nuevo estudio acaba de confirmar que mientras le extiendes tu mano a un necesitado, los niveles de tu autoestima también se elevan.

Algo que había sido estudiado anteriormente por la Universidad de Harvard. “Es simple, hacer a otro feliz te hace feliz… es como un efecto de dominó”, explica David Lewis-Hodgson, psicólogo y fundador del Mindlab International, donde se llevó a cabo este estudio.  Pero, eso no es todo, ayudar  también disminuye el nivel de estrés. Por eso no te limites a la temporada navideña para hacer favores y ayudar a otros. Comienza hoy mismo y verás como tu autoestima se dispara:

Cosas simples del diario vivir:

  • Cuando vayas al supermercado ayuda a la anciana que está tratando de poner las bolsas en su auto.
  • Dale el paso a quien quiera cruzar.
  • Dona la ropa, juguetes y utensilios de la cosas a organizaciones que recogen artículos para los menos afortunados.
  • Lleva barritas de proteína o botellas de agua y compártela con las personas que piden dinero en la luz de tráfico.
  • Cuando compres un café durante un día frío compra otro para uno de los que duermen en la calle.

Compromisos para ayudar:

  • Busca un hospital donde puedas ser voluntario al menos dos horas por mes.
  • Si dominas el inglés, diles a las personas de tu comunidad que puedes ayudarlos a traducir una carta o cualquier información que reciban.
  • Las iglesias siempre tienen misiones y buscan voluntarios.
  • Pregúntales a tus vecinos ancianos si necesitan que les compre alguna medicina o alimento.

Commentarios cerrados.