Cómo alejarte de los envidiosos

Por María Marín

¿Eres envidioso? Si eres feliz con quien eres y lo que tienes, seguramente tu respuesta es: ¡Yo no! Ahora te pregunto: ¿conoces a un envidioso? Sin duda, dirás: ¡claro que sí! Y es que, todos en algún momento de nuestras vidas hemos sido envidiados, más aún si posees una de estas cosas: una casita linda, un buen trabajo, un carro último modelo, un novio amoroso, una familia unida, una cara bonita, un cuerpo atlético o tienes la suerte de poder irte de vacaciones todos los veranos.

La característica principal de un envidioso es que desea intensamente algo que otro posee. A este tipo de persona le da tristeza o disgusto el bien ajeno o el cariño que otros disfrutan.  El envidioso siempre está listo para hacer un comentario en el que menosprecia tus logros o tus gustos y a la vez, él se enaltece. Por ejemplo, si dices que conociste a un hombre encantador, una envidiosa te dice: “cuidado que todos son así al principio”. O si comentas que fuiste a cenar a un lujoso restaurante italiano, te dirá: “Yo conozco uno mejor”.

Otras de las características de un envidioso es que habla de ti a tus espaldas, también busca cualquier oportunidad para llevarte la contraria y hacerte sentir mal sobre tus opiniones o gustos. Y no te sorprendas cuando empiece a copiar tus ideas o hasta tu forma de vestir. Además, nunca se alegra cuando recibes buenas noticias, un ascenso laboral o cualquier cosa que sea fabulosa para ti.

Debido a que el envidioso le molestan tus bendiciones, jamás compartas tus alegrías frente a él. Por ejemplo, si tu enamorado te regaló una cadena con un dije de dos corazones de brillantes no se te ocurra decirle a una envidiosa: “Mira con lo que me sorprendió mi querido novio”. Una noticia como esta provoca rabia y alimenta la envidia de quien la padece. Es ahí cuando el envidioso desearía tener tu suerte y como no la tiene, ansía que la cerradura se rompa y pierdas tu joya, o que un ladrón te asalte en la esquina. Solamente comparte tu dicha con aquellos que realmente se alegran por ti. Nunca le des la oportunidad a un envidioso de desearte mal y enviarte vibras negativas. Saca de tu vida a esa gente negativa y no lo hagas drásticamente porque se multiplicará el veneno. Disimuladamente dale excusas para no compartir con ellos, pero siempre continúa sonriéndoles y así estarás protegido de un mal que siempre persigue a los más afortunados.

Visita a María Marín en su casa todos los miércoles en su nuevo reality show “María Marín Live” transmitido por Facebook Live, enciende tus notificaciones de “video en vivo”.  https://www.facebook.com/MariaMarinOnline

8 Comentarios Para “Cómo alejarte de los envidiosos”
  • Rosi Zumiga
    11 Diciembre, 2012 -

    Me encantan sus consejos gracias poe compartirlos se le admira por que no con frecuensia logra uno escucharlos y leerlos

  • Michell
    12 Diciembre, 2012 -

    Wow! esto es uno de los mejores parrafos k eeh leido me encanto.

  • vickytalaverav
    18 Diciembre, 2012 -

    Gracias por sus palabras me lebantan el animo me gustaria resibir una motibasion cada dia

  • lorena esquivel
    23 Diciembre, 2012 -

    hola maria !! oye creo que conosco muchos envidiosos en mi vida y yo ni en cuenta…pero por las caracteristicas que me das conosco un monton,pero no me quita el sueno pues aya ellos con su beneno..muchas gracias por tus concejos y por tu diaria motivacion ,te admiro mucho y te deceo lo mejor..

  • Maty
    14 Enero, 2013 -

    Gracias por tus consejos tendré mas cuidado con la gente que me rodea que dios te bendija

  • Anastasia Rivera
    29 Agosto, 2013 -

    Ay María me hice amiga de una señora supuesamente respetable, le proporcioné trabajo y alimentos en mi negocio, la trataba como se trata a una hermana mayor con sumo respeto y de cuando un tiempo empezó a agarrarme envidia y yo no me daba cuenta a tal grado que empezó a hablar mal de mi a mis clientes,quiso hacerme trabajos de brujería, empezó a coquetear con mi marido hasta hacerlo caer, empezó a meter cizaña a la familia de mi esposo ya me empezaban a ver mal Y YO NO ME DABA CUENTA!!!! HASTA QUE SUS HIJOS ME CONTARON TODA LA VERDAD!1!! vaya sorpresa! la señora quedó en evidencia de todos y desde entonces ya nadie confía en ella.

  • laura
    15 Febrero, 2015 -

    Muy cierto todo esto.

  • BELKIS PEREZ
    15 Febrero, 2015 -

    maria yo tengo una suerte para qme envidien y soy feicima jajajaj