Cuando tu relación se vuelve un cuadrilátero…

17051175_s
¿Sabes en qué se parecen un cuadrilátero de boxeo y una relación amorosa? En que en ambas hay que “tirar la toalla” de vez en cuando. Hay ocasiones en las que debemos rendirnos y aceptar que una relación no conviene. Al igual que un boxeador herido, tú también debes retirarte a tiempo para evitar profundas heridas emocionales o físicas que pueden marcarte para siempre.

4 Comentarios Para “Cuando tu relación se vuelve un cuadrilátero…”
  • Ana Isabel
    18 Marzo, 2013 -

    Me gusta y a la vez es VERDAD.

    • karina
      19 Marzo, 2013 -

      HOLA maria . soy una fan suya no me pierdo un solo domingo para escuchar su programa

  • Luis
    20 Marzo, 2013 -

    Me parece que el grado de compromiso de las personas ha disminuido, con la facilidad de divorciarse las parejas han perdido el valor del matrimonio, y han dejado de tomar en serio este compromiso para convertirse en una farsa, si no estas seguro de qué es la persona no te cases! Piénsalo todo el tiempo del mundo.
    Con tu publicación fomentas el divorcio

    Cuantos llevas?

  • Ileana
    26 Marzo, 2013 -

    Te conoci a traves de un compañero de trabajo que me dijo: Si te gusto tal libro, tienes que leer este otro de Maria Marin: Si soy tan buena, porque estoy soltera? y me envio el sample por email que contiene la introduccion y parte del primer capitulo. Quede fascinada y se lo pedi de regalo de San Valentin a mi novio, quien en ese momento se sintio ofendido por el pedido. Pues no entendia el porque yo queria ese libro si no estaba soltera, estaba en una relacion muy seria con el. Le explique que no era solo para solteras e insisti que ese era el regalo que queria. El, muy obediente me lo regalo, junto a tu otro libro: Mujer Sin Limites. Estoy segura que sabes el beneficio que has traido a muchas mujeres en este mundo. A Luis le contesto que lo entiendo, pero que lea el periodico mas a menudo. Se dara cuenta a que te refieres con este articulo. Hay veces que realmente hay que saber tirar la toalla. Si uno no la tira, las cosas se empeoran y termina una en una casa de albergue de mujeres maltratadas, o en la portada de un periodico. Que Dios te siga bendiciendo mucho Maria.