El paquete de otra

¿Dispuesta a cargarlo por amor a él?

 

Por María Marín

Si  estás contemplando amarrarte con un divorciado con hijos, ¡ojo! quiero advertirte que las posibilidades de que tu relación sea exitosa son escasas. Se estima que el 70 por ciento de las mujeres que se convierten en madrastras eventualmente se convertirán en divorciadas.

Los niños son una bendición, pero no se puede negar que traen presiones financieras, quitan la privacidad, absorben energía, y requieren tiempo. Este desafío es mucho más grande cuando se trata de los hijos de otra.

Aunque tú y tu pareja se amen, enfrentarás situaciones que harán hervirte la sangre. Tu exclamas “¡Tu hijo es muy grosero conmigo!”. Y tu pareja responde: “Es un adolescente, no lo tomes personal”. Le ruegas: “¡Ponle carácter a tus hijos, aquí se necesitan reglas!”. Y él los excusa: “No seas tan exigente, ellos pasan muy poco tiempo con nosotros”. Le reclamas: “Tu ex pretende controlar nuestro hogar y tú se lo permites”. Y él dice: “es por el bien de los niños, no quiero crear más tensión”.

Si quieres mejorar tus probabilidades para un matrimonio exitoso, es necesario que aceptes lo siguiente: la ex, aunque pienses que es un “bruja”, estará involucrada en tu vida siempre. Te la encontrarás en graduaciones, cumpleaños, bodas y funerales. Cada mes, dinero que podría ser destinado para una gran vacación o para mejoras de tu hogar, irá directo a su cuenta. Y si eres celosa, ¡prepárate! tu hombre siempre estará ligado a esa mujer y hablarán con frecuencia. Ellos tienen mucho en común: ¡los hijos!

Con relación a los niños, estos sentirán celos porque tienen que compartir a su papá con quien consideran una intrusa. En algunos casos, luchan con sentimientos de deslealtad hacia su mamá si sienten que les agradas demasiado, es como si traicionaran a sus madres porque les caes bien. Ganarte el amor y confianza de sus niños es un proceso que puede tomar mucho tiempo, vas a tener que emplear toda tu paciencia.

También tu futuro esposo tendrá la responsabilidad de darte tu lugar y no permitir que la ex y sus hijos sean los que corran el hogar. Considera que si durante el noviazgo no ha tomado en cuenta tu opinión con relación a sus hijos, este patrón se mantendrá.

El reto de una relación con un padre divorciado es tan grande que sólo debes asumirlo con alguien que realmente valga la pena. Es decir, un hombre que admires sus valores, su forma de ser y que reconozca el sacrificio que estás dispuesta a hacer. Pero sobre todo, ¡que esté loco por ti!

1 Comentario Para “El paquete de otra”
  • Maria
    5 marzo, 2013 -

    En verdad, lo que se expone en este artículo no es nada con lo que pasa en la realidad! Para mí ha sido un verdadero infierno vivir cerca de dos adolescentes hijos de mi esposo. Y la cosas se empeoran cuando nació mi bebe. Mi esposo se divorció hace 12 años, y la ex se ha dedicado a envenenar a los hijos y ponerlos en su contra. Cuando eramos novios, todo era aparentemente diferente. Mi esposo contolaba a sus hijos y les exigía que se portaran bien conmigo. Despúes de la boda todo cambió. Los chicos pueden hacer e insultar a su antojo, porque según su padre son víctimas de su mama. Descubrí que el hijo de 18 años tenía problemas de alcoholismo desde hace años, y ahora se droga. Ya lo internaron en un centro de rehabilitación, y la madre ya no lo quiere en su casa por temor a que él o sus amigos violen a la hija!! Y la hija es una chica mal educada que no quiere hacer nada y que odia a mi bebita porque le “robo ” el trono de la consentida! Despúes de varios robos en mi casa y problemas con mi esposo, los hijos tienen prohibida la entrada a mi casa. En verdad, todo ha mejorado, pero mi marido está muy enojado conmigo por mi falta de apoyo y compomiso. Yo no puedo seguir aceptando visitas de un chavo que me roba cosas para drogarse, y que pone en riesgo la casa al meter otros drogadictos y dealers!! Y tampoco puedo acepar a la hija que insulta a mi bebeita llamándola “bastarda”, etc… Ni mi hija ni yo tenemos la culpa de la falta de límites que tienen estos chicos!

    Yo creo que hace falta mucha información acerca de la realidad de un divorciado como es el tema se los hijos drogadictos. Por lo que he platicado con conocidos y amigos, esto es muy común y por más que buscas, no hay información. Los psicólogos dicen que hay que “arropar” y aceptar en la familia al joven, pero como siempre, el tema se trata a medias. Para él joven, debe ser bueno sentirse querido por la familia, pero para los demás es un problema y un riesgo. ¿por que no le dijo el psicólogo a los papas que los vendedores de droga tarde o temprano van a irte a cobrar a tu casa? Y sí, obviamente, esto terminará en divorcio!!!