Enferma de amor

Por María Marín

Recientemente una oyente llamó  a mi programa de radio para pedirme un consejo. Ella me reveló que su novio es excesivamente celoso, desconfía de todo y continuamente la acusa de haberlo traicionado. “Sé que tengo que salir de esta relación… ¡ pero no puedo!”, expresó desconsolada.

Esta chica confesó que en varias ocasiones ha tomado la firme decisión de terminar con su enamorado, pero siempre que lo hace se desmejora y comienza a sufrir de dolor de estomago, jaqueca, vómitos y ansiedad. Por eso, cuando él viene a rogarle que lo perdone, ella flaquea y cae con él otra vez.

Sin duda, esta chica se encuentra en una relación adictiva, por eso, padece los mismos síntomas de desesperación que sufre un drogadicto que está tratando de abandonar el vicio. Al igual que un adicto, sus síntomas desaparecen cuando vuelve a las drogas, en este caso, su novio.

Al igual que ella, muchas mujeres se encuentran en una dependencia similar pero no saben como salir de esta situación. Algunas permanecen por razones financieras o por los hijos, otras se sienten responsables por su pareja y no quieren herirlo, mientras que muchas se quedan por terror a estar solas.

Una relación adictiva destruye tu autoestima y puede causar daños físicos, ya sea mediante abuso corporal o bien sea causado por estrés y desequilibrio de cambios químicos que deterioran la capacidad de una persona poder desenvolverse al máximo. En éste vinculo tóxico ninguno de los dos puede progresar en su vida personal o profesional hasta que uno se aparta del otro.

Si te identificas con las siguientes características, también te encuentras en una relación adictiva y haz perdido el control de tu vida:

1) Sabes que es una relación catastrófica, y tus familiares y amigos te han dicho que esa persona no te conviene, pero evitas tomar pasos efectivos para dejarla.

2) Cuando tratas de terminar la relación te enfermas física y mentalmente.

3) La mayoría del tiempo están en guerra y discutiendo, pero tiendes a enfocarte en los escasos momentos buenos que han existido.

4) Cuando comienzas a pensar en finalizar la relación, sientes tanto miedo que te apegas a él aun más.

5) El único interés y enfoque que tienes en esta vida es esta relación.

Le dije a la radio escucha: “el primer paso para superar esta situación es hacer lo mismo que un alcohólico, admitir que tienes una adicción y buscar ayuda de un consejero profesional. Tienes que reconocer que esta unión es destructiva para tí, para los niños y para él. Debes hacer tu recuperación una prioridad. Sé egoísta y enfócate en satisfacer tus necesidades. ¡Tu eres la persona más importante que existe, comienza a quererte y recobra el control de tu vida!”

Articulos Relacionados
1 Comentario Para “Enferma de amor”
  • Nina
    4 Enero, 2013 -

    Maria, yo vivo en este tipo de relacion con mi esposo, es mas que eso, he buscado ayuda en organizaciones que supuestamente ayudan a las mujeres, me dieron informacion, y se trazo un plan para ayudarme a salir, a la hora de la hora yo estaba lista para salir con trabajo y todo y simplemente no me ayudaron, respondieron mi llamada dos semanas mas tarde cuando ya se habia perdido la oportunidad. Ahora no se que hacer, no cuento con nadie. A quien recurro? Con quien hablo? No se si hago bien al mandar este correo?