Escucha al cuerpo cuando te grita: ‘¡CUIDADO!’

Tu signo zodiacal podría influir en esa voz.

 Por ALICIA MORANDI

https://www.facebook.com/pages/Terapia-de-los-signos/286830378130218

Te cuento que algunos expertos han hecho estudios de las señales que nos envía el cuerpo, y cómo interpretarlas para realizar cambios que mejoren su funcionamiento. Problemas emocionales y asuntos sin resolver pueden ocasionar problemas físicos. Tu signo astrológico podría influir en esas señales que te da tu cuerpo cuando estás haciendo algo que no te hace bien.

 

CÁNCER- Cuando tú, Cáncer, sientes que te no tratan bien como mereces, y padeces una fuerte presión en tu trabajo o en el hogar, tu cuerpo te grita: “¡Cuidado, no puedes seguir así”, y te envía la señal de un dolor de hombros, para indicarte que tienes que cambiar tu actitud. A ti te supera el peso de las emociones, y en ciertas ocasiones, tomar decisiones puede causarte estrés que físicamente se refleja en ese dolor de hombros, como si sobre ellos llevarás un gran peso.

Consejo: Para que este malestar desaparezca, detecta quiénes son las personas que de verdad merecen tu confianza, y aprovecha al máximo esa amistad. Delega responsabilidades; no trates de resolver todo tú sola. Con esto sentirás alivio y te liberarás de incómodas cargas emocionales, y de a poco desaparecerá el dolor de hombros.

 

LEO- Cuando tú, Leo, te obstinas con algo que no te está saliendo bien, y te vuelves inflexible y caprichoso, te estresas de tal manera que tu cuerpo te grita: “¡Cuidado, no puedes seguir así”, y te envía la señal de un dolor en la parte baja de la espalda que te impide moverte con comodidad.

Consejo: Acepta que la vida es un proceso de cambios constantes, y no es necesario complicarse tanto, si no quieres gastar energía inútilmente. Es mejor aceptar las cosas que no se pueden cambiar. El bienestar requiere de salud, buena compañía y fe en que todo saldrá bien.

VIRGO- Cuando tú, Virgo, sientes que va a haber una crisis económica, como la amenaza de una pérdida de empleo o dinero, te desborda el estrés, y tu cuerpo te grita: “¡Cuidado, no puedes seguir así”, y te envía la señal de un dolor de codos para indicarte que tienes que cambiar tu actitud. Las preocupaciones en torno al dinero suelen provocar malestar en esa parte del cuerpo.

Consejo: Para que ese malestar desaparezca, deja las preocupaciones económicas  y valora lo que ya tienes. Dedica tu fuerza y pasión a lo que te da satisfacciones personales, más que económicas. Como dice la canción: “Disfruta las cosas bellas que tiene la vida”…y lo mejor es que éstas son gratuitas.

 

LIBRA- Tú, Libra, tienes esa necesidad de amigos y amores, pero al mismo tiempo tiendes a aislarte porque los compromisos te agobian. Son como dos fuerzas que halan para lados opuestos. Y este jaleo te abruma y agota y es cuando tu cuerpo te grita: “¡Cuidado, no puedes seguir así”, y te envía la señal de un dolor de manos, para indicarte que tienes que cambiar tu actitud.

Consejo: Las amistades pueden ser tu medicina para quitarte esos dolores. Trata de rencontrarte con antiguos amigos, asistir a eventos donde puedas comunicarte y descubrir nuevas relaciones. La falta de convivencia con otras personas no te favorece. Puedes encerrarte mucho en ti misma/o.

 

ESCORPIO- A ti, Escorpio, cuando se te presentan cambios en tu vida- en especial en asuntos familiares o de parejas-, te desestabilizas y sientes ansiedad. Y peor cuando ese cambio se produce por una traición o mentira. Salir de tu zona de confort te abruma y es cuando tu cuerpo te grita: “¡Cuidado, no puedes seguir así”, y te envía la señal de un dolor de cadera, para indicarte que es necesario tener otra actitud.

Consejo: Para evitar esos dolores no te aferres a la comodidad y ten en cuenta que poner resistencia a los cambios no alivia tu malestar físico. Mejor piensa qué hacer para enfrentarlos poco a poco hasta acostumbrarte. Y si hay cambios en situaciones familiares o de pareja, piensa quenadie puede lastimarte si tú no lo permites.

 

SAGITARIO- A ti, Sagitario, a veces el trabajo te absorbe de tal manera que te olvidas de disfrutar lo que verdaderamente te causa placer. Cuando empiezas a correr para cumplir con todas tus metas lo más pronto posible, tu cuerpo te grita: “¡Cuidado, no puedes seguir así”, y te envía la señal de un dolor de rodillas. Vivir con mucha prisa puede provoca malestar en esa parte del cuerpo.

Consejo: Consiéntete. Cómprate algo que te haga sentir bien, que sientas que mereces, pero sin caer en el exceso. Haz algo que te reconforte, como darte una escapada a algún lugar; dormir, o comer un postre delicioso. Toma más en cuenta lo que te causa felicidad, en vez de reconocimiento y admiración.

 

CAPRICORNIO- Tú, Capricornio, puedes llegar a ser implacable con las imperfecciones ajenas y con las tuyas propias. Esta presión por hacer todo lo más perfecto posible y no fallarle a nadie, te expone a que tu cuerpo te grite: “¡Cuidado, no puedes seguir así”, y te envía la señal de undolor en la pantorrilla. Este malestar surge ante la incapacidad de perdonar a alguien o a ti misma, y esa parte del cuerpo siente esa sobrecarga emocional.

Consejo: La confianza en ti y en los otros es esencial para sentir alivio. No debes intentar controlar todo y procura rodearte de personas que sean relajadas, sencillas, positivas. Ríete más, de vez en cuando pierde el tiempo, celebra tus tropiezos porque ellos son las mejores lecciones de vida.

 

ACUARIO- Tú Acuario, tienes tendencia a aferrarte a una idea y te cuesta aceptar opiniones contrarias a las tuyas, o críticas. No somos el centro del mundo y no todos piensan como nosotros. Cuando te empecinas con algo, y sientas que los demás no te entienden, y que tú sola tienes la verdad, tu cuerpo te grita: “¡Cuidado, no puedes seguir así”, y te envía la señal de un dolor de tobillos. Pensar que sólo nosotros tenemos la razón, y olvidarnos de los demás provoca el dolor en esta parte del cuerpo.

Consejo: Mira a tu alrededor y verás que no eres la única que existe. Escucha otras opiniones, ideas, propuestas, y abre tu mente a quienes te rodean. Sabes que tienes una gran capacidad, pero a veces es mejor aprender que enseñar, y también puede ser mejor escuchar que hablar.

PISCIS- A ti, Piscis, cuando te asaltan pensamientos de que todo va a salir mal, o que estás a punto de  fracasar, y sientes miedo al fracaso, te paralizas y no encuentras la fuerza para seguir adelante. Ahí es cuando tu cuerpo te grita: “¡Cuidado, no puedes seguir así”, y te envía la señal de un dolor de pies. Con esto te demuestra que te estás paralizada y que no estás avanzando. 

Consejo: Vivir con miedo es vivir a medias. Arriesga. No anticipes lo peor, porque esto te provoca desidia. Lánzate a la aventura de vivir con riesgos, porque en la vida nada está garantizado. No te debilites. Busca maneras de estar en movimiento, creando, sirviendo al prójimo, cuidando tu salud y tu apariencia. Procura no recordar momentos tristes.

 

ARIES- Tú Aries tienes la tendencia a una vida ajetreada, sobrecargada de trabajo y desafíos. Tienes que demostrarle a los demás que todo lo puedes. Cuando te expones a esto, tu cuerpo te grita: “¡Cuidado, no puedes seguir así”, y te envía la señal de un dolor de cabeza. Recuerda que el estrés es una de las causas principales de los dolores de cabeza.

Consejo: Para que este malestar desaparezca, descansa; regálate una pausa y tiempo para ti, y no dejes que las preocupaciones empañen tu día. No tengas sentimientos de culpa de disfrutar el ocio de vez en cuando. Si aumentas las actividades que son serenas, relajantes, ya no habrá dolores de cabeza.

 

TAURO- Tú, Tauro, tienes la tendencia a sentirte inconforme con lo que logras porque lo consideras insuficiente, y también eres muy exigente contigo misma. Todo esto es una pesada carga que te echas encima. Cuando sientes esta carga, tu cuerpo te grita: “¡Cuidado, no puedes seguir así”, y te envía la señal de dolor de cuello, para indicarte que tienes que cambiar tu actitud.

Consejo: Para que este malestar desaparezca, relájate y mejora tu actitud y compasión hacia ti misma y los demás. Esto ayuda a sentir bienestar  físico. Ten en mente que no estás obligada a cumplir las expectativas de los demás. Si haces el esfuerzo de disfrutar más de las cosas simples que te gusta hacer, desaparecerá el dolor de cuello.

 

GÉMINIS Cuando tú, Géminis, sientes que te falta apoyo emocional y que tus amigos más queridos están ausentes, y que nadie te necesita, es como si cargaras un gran peso y es cuando tu cuerpo te grita: “¡Cuidado, no puedes seguir así”. Y te envía la señal de dolor en la parte superior de la espalda, para indicarte que tienes que cambiar tu actitud.

Consejo: El amor a ti misma/o, acompañado de conocer gente nueva, te ayudará bastante a superar esos malestares. Aunque no quieras que se note, a ti la interacción con personas distintas te hace sentir bien y realizado, y a la vez te relaja.

Y esto es lo que los astros querían contarte… Si deseas saber más de tu signo y el de tus seres queridos, visita en Facebook “TERAPIA DE LOS SIGNOS”:https://www.facebook.com/pages/Terapia-de-los-signos/286830378130218. ¡Hasta pronto!

Commentarios cerrados.