Hombres que hacen ¡puff!

Por María Marín

El gran mago Harry Houdini  tenía la habilidad de liberarse fácilmente de camisas de fuerza, cadenas con candados y amarres de sogas. Es decir, ¡nada lo atrapaba!.

Hoy día hay hombres que hacen actos de fuga con las mujeres que harían ver a Houdini como un principiante. Después de varias citas románticas huyen sin dar explicaciones. Cuando esto sucede muchas dicen: “no entiendo, parece que se lo hubiera tragado la tierra”, “pasamos una noche maravillosa, pero no he vuelto a saber de él”  y la clásica, “¿será que le paso algo?”.
Si este escenario te suena familiar, quizás piensas que el galán “sólo quería una cosa” o que era una mala persona, pero debemos asumir responsabilidad y examinar tu comportamiento. Hay tres actitudes femeninas que pueden impulsar a un hombre a desaparecerse y hacer ¡puff!:
Lo quieres pescar: Hay mujeres que en vez de asistir a una cita con el objetivo de conocer al individuo y pasar un buen rato, lo que hacen es evaluar si este hombre sería buen marido, buen padre y buen proveedor. Una salida está supuesta a ser divertida y no una investigación de antecedentes y metas futuras. Cuando un hombre percibe intenciones de captura, ¡se escabulle! Por eso, limítate a disfrutar el momento sin expectativas. Mas tarde habrá tiempo para la “pesca”.
Actúas como sabelotodo: Algunas en su afán por conquistar pretenden impresionar hablando incansablemente sobre sus experiencias, pertenencias e intelecto. ¡Qué mata pasión! A ellos les gusta ser protectores y quieren sentirse necesitados y admirados por nosotras. Si te proyectas como que tienes todo, has vivido todo y lo sabes todo, ¿qué le resta a él para ofrecerte? Tampoco decir que te hagas la tonta, sino que dejes de aparentar y seas tú misma.
Intimidad demasiado rápido: No hay una fórmula de tiempo establecida para determinar cuánto debes esperar para tener sexo. Pero una buena guía para saber si es el momento propicio es que confíes en las intenciones de ese hombre. ¡Esto nunca sucede en la primera cita! Además, si te acuestas muy pronto con un hombre, él pensará que así has actuado con los demás y tanto él como su interés se esfumarán.
Si no llegaste a ninguna parte con un hombre porque se desapareció como Houdini, no te preocupes que él se lo perdió.  De ahora en adelante aplica estos consejos y cree en ti. Verás como por arte de magia otro llegará.

Commentarios cerrados.