La felicidad como decisión

Por María Elvira Pombo Marchand/ Terapia con Ángeles

http://www.terapiaconangeles.com/index.php

Durante mi trabajo con los ángeles aprendí que la felicidad no es un lugar al que se llega sino una forma de viajar. Esto lo repiten constantemente pues tenemos la tendencia a ponernos metas para ser felices: “Voy a ser feliz cuando me den un ascenso”, o “Voy a ser feliz cuando compre mi apartamento”, “Voy a ser feliz cuando mi esposo/a cambie”.

La verdad, es que debemos disfrutar el camino siendo felices hoy. Si logramos concentrarnos en las cosas buenas que tenemos en el presente y agradecerlas, lograremos ser felices. Esto no quiere decir que no tengamos momentos de tristeza, pero estos los entenderemos y aceptaremos como guías de decisiones que debemos tomar, algo que debemos aprender, o un nuevo camino. Entendiendo que son limpiezas y vivencias valiosas que nos presentan una oportunidad.

Entonces, qué hacer para sentirse feliz:

1. Tener claro que nuestra vida se divide en varias partes: familia, dinero, paternidad/maternidad, amistad, pareja, sueños, trabajo, espiritualidad etc. Debemos entender y aprender a separar cada uno de estos aspectos pues tenemos la tendencia a sentir que si un pedazo no está en equilibrio, toda nuestra vida está mal. Posponemos ser felices hasta cuando “todo este bien”. Si tienen “problemas” de pareja, lloren y liberen ese pedazo un ratico del día. Pero el resto enfóquense en lo que funciona. Por ejemplo, la amistad, el trabajo, la salud etc. Podemos tener varias partes en proceso de cambio, pero siempre habrá una parte en equilibrio y esta es la que nos dará fuerza para seguir. Pidan el apoyo de sus ángeles para aprovechar todo lo que se vive. El Arcángel Uriel los apoya para encontrar el sentido de lo que se vive.

2. Entender que todo obstáculo es una oportunidad, buscando el mensaje en cada situación que consideramos esta fuera de equilibrio. Teniendo la certeza de que las cosas siempre pasan por algo. O cómo me decía mi papá “No hay mal que por bien no venga”. Tener la certeza de que algo bueno viene aunque no lo veamos. Pedirle a los ángeles que nos guíen para aprender rápido, y cambiar la actitud o miedo que lo está provocando. Concentren su atención en sus sueños y no en sus miedos y verán como lo que no está en equilibrio cambia. A veces un problema desaparece o se encuentra las respuestas simplemente con dejar de pensar en él. Los invito a escoger un “problema” e ignorarlo durante 7 días a ver qué pasa.

3. Decidan darse un gusto diario, ¡esto genera felicidad! Durante 7 días empiezan su jornada definiendo el gusto que se van a dar. Así se conectan con la energía de la felicidad y el amor. He aprendido, que una de las formas de solucionar o equilibrar las situaciones que me generan dolor, miedo, etc., es dedicar un tiempo a lo que disfruto. Nos enseñan que esto puede ser “perder el tiempo”, sin embargo es totalmente lo contrario. Si mi energía está alta porque estoy disfrutando, atraigo bienestar. Esto puede manifestarse como soluciones inesperadas a un problema/aprendizaje, o una oportunidad maravillosa. Así que si se sienten confundidos o tristes decidan hacer algo que disfruten, sin culpa, entendiendo que es una forma de encontrar alternativas.

4. Los estudios demuestran que solo el ejercicio de sonreír libera endorfinas que produce Felicidad. Cuando queramos sentirnos mejor vamos a sonreír. Sonreírle a las personas que nos encontremos y desearles felicidad mentalmente. Así activamos la generosidad de universo y damos lo que queremos recibir. Entonces por las mañanas, sonríanle al portero, al señor del taxi que no los deja pasar, a las personas que encuentren sonrían. Y sobre todo deséenles felicidad, si recibirán felicidad. Ensáyenlo, solo sonreír los hará sentir mejor. Sonrían Ya y sientan el bienestar correr por su cuerpo.

5.  Este último consejo es cambiar la definición de control que nos enseñan. Desde niños nos dicen que tener el control es lograr que las cosas pasen cómo queremos. Los ángeles me han enseñado, que lo que queremos no necesariamente nos conviene o puede haber algo mejor que ni nos imaginamos. Por eso, la definición de control que proponen es; “Pase lo que pase, yo lo puedo aprovechar. Ya sea porque me trae bienestar o porque a través de un “problema” aprendo o me muestran un nuevo camino.

Todo lo anterior son unos consejos para tomar la decisión de ser feliz. Como dice Doreen Virtue: “No piensen en lo peor que puede pasar, piensen en lo mejor que puede pasar.”

Hay tantas cosas que no disfrutamos sencillamente porque las damos por hechas, y nos basamos en la carencia para vivir. Vivamos en la abundancia de luz y bendiciones que tenemos. Pidan el apoyo de sus ángeles y decidan disfrutar el camino…

Un abrazo de luz,
Maria Elvira

Si deseas saber más sobre la terapia de Ángeles de María Elvira Pombo, visita su página web: http://www.terapiaconangeles.com/index.php

Facebook: https://www.facebook.com/MariaElviraPomboMarchandOficial/

Si te gustó este mensaje y crees que le puede ayudar a alguien, ¡compártelo!

Deje un comentario