Lo hago o no lo hago

Cómo tomar la mejor decisión

Tu vida gira en torno a decisiones, desde que te levantas hasta que te acuestas. Cuando suena el reloj despertador en las mañanas, tú decides si te levantas rápido o duermes unos minutos más y llegas tarde al trabajo, decides qué ropa te pones, qué vas a comer y si tu actitud para ese día será positiva o negativa. Y ojalá todas las decisiones de la vida fueran tan sencillas como esas, las cuales tomamos de forma casi automática todos los días.

Sin duda, tomar decisiones grandes y significantes causan miedo, confusión e inseguridad. Por ejemplo, no sabes qué vas a hacer con tu futuro profesional, sientes que la pareja que tienes a tu lado no te valora o no te apoya, o piensas que tienes que hacer algo para aumentar tu autoestima y dejar atrás esa mujer insegura que muchas veces proyectas. Sea cual sea la decisión que tengas que afrontar, la clave está en tomarla y no seguir posponiéndola, si sigues esperando por el momento perfecto para hacerlo puede que nunca llegue. Además, tomar buenas decisiones requiere balancear las fuerzas de la emoción y la racionalidad; así que jamás tomes decisiones en momentos donde la emoción te domina.

Recuerda los siguientes puntos la próxima vez que tomes una decisión:

  • Asegúrate de saber lo que realmente quieres, pues para tomar decisiones correctas es imprescindible tener claro lo que quieres obtener. Muchas personas quieren tomar decisiones sin realmente analizar el por qué de esa decisión. Trata de conversar con alguien que haya tomado una decisión similar, lo cual te permitirá aclarar dudas.
  •   Debes estar 100 por ciento segura de que estás tomando esa decisión porque así tú lo quieres hacer y no porque otra persona te ha dicho que lo hagas. Sigue tu instinto.
  • Acepta las consecuencias de tu decisión, positivas o negativas. Si no fue la mejor decisión recuerda que hay más días para tomar otras decisiones. Pero jamás, te arrepientas de tu decisión. Y recuerda que el poder tus pensamientos es el mejor aliado para una obtener lo que quieras; la mente es tan poderosa que atrae lo que más necesitas y deseas.

Por Redacción www.Mariamarin.com

Articulos Relacionados

Commentarios cerrados.