Martes, 18 de septiembre de 2012

Transforma las palabras que salen de tu boca. No cuentes lo malo, sino lo bueno y siéntete satisfecho de ello. Verás el giro que da tu vida y cómo esas bendiciones se multiplican. Ten presente que por medio de tus palabras tienes la oportunidad de cambiar lo negativo y atraer lo que más desees.

Articulos Relacionados

Commentarios cerrados.