No le gustas, ¡Punto y se acabó!

Supera la tentación: No lo llames, pues no le gustas

Por María Marín

“Ese niño me empujó y no quiere jugar conmigo, ¡dice que huelo a caca de perro!”, esta fue la queja de una niña llorosa y destruida en la escena inicial de la película (estrenada hace más de un año atrás) “He’s just not that into you”. La mamá para tranquilizarla le dice: “no lo tomes así, cuando un niño te trata mal es porque le gustas y no sabe como demostrarlo”.

Palabras como éstas quedan grabadas en la mente de una niña para siempre. El problema es que una vez éstas niñitas se convierten en mujeres siguen creyendo que éstos desprecios son demostraciones de amor.

Todas conocemos a una chica que salió en una cita amorosa y, según ella, la química entre ambos fue espectacular, sin embargo, al no recibir una segunda llamada, comienza a maquinar excusas para justificar la desaparición de su galán: “a lo mejor perdió mi teléfono”, “está muy ocupado con su trabajo”, “está recuperándose de su última relación”. Y las amigas, para consolarla, contribuyen con excusas más creativas y alentadoras como: “tú eres mucho para él”, “su abuelita debe estar agonizando en el hospital”, “quizás tuvo un accidente”, “seguramente está en un viaje de negocios por la China”.

Para apaciguar el dolor de no ser correspondidas justificamos la indiferencia, rechazos y comportamiento evasivo de los hombres con miles de pretextos. Cuando un hombre ésta verdaderamente interesado en ti, no hay absolutamente NADA que se interponga en su camino para encontrarte y conquistarte, te repito ¡NADA! Cualquier excusa que te dé para no estar contigo es un “cortés” desprecio. La cruda realidad es: si no te busca es que no le gustas, ¡PUNTO Y SE ACABO!

No pierdas tiempo con quien no te aprecia. Date a respetar y llegará el hombre que te ponga en primer lugar y se muera por estar contigo. ¡No te conformes con menos!

Señales que no puedes obviar:

  • No caigas en la trampa de invitarlo a salir, si le gustas él dará el primer paso.
  • No le des otra oportunidad a un hombre que ya te ha rechazado o dejado plantada.
  • Si te dice “no estoy seguro de lo quiero”, ¡déjalo ir!
  • Si no demuestra estar sexualmente atraído hacia ti, ¡mándalo a volar!
  • No aceptes estar con un hombre que no está completamente disponible, sea que tiene novia, compromiso o casado. Si no es todo tuyo, es porque todavía le pertenece a otra.
Articulos Relacionados
5 Comentarios Para “No le gustas, ¡Punto y se acabó!”
  • Ely
    19 Febrero, 2013 -

    Gracias María, realmente necesitaba leer esas palabras de alguien quien esta fuera del alcance de mi situación.

  • Isabel
    26 Febrero, 2013 -

    Gracias!!! es tan difícil aceptar el cortés “desprecio”, pero es una realidad…. recientemente me ha pasado dos veces y me ha pegado durisimo…ya me siento mejor y Gracias una vez mas por tus consejos….

  • Roxana
    20 Agosto, 2013 -

    Excelente relato, lamentablemente en alguna oportunidad de nuestras vidas se nos presentan estas absurdas excusas en nuestra mente, y hasta que de una manera muy cruel y dura experiencia causada por nuestra y única responsabilidad nos hace entrar en razón, es allí cuando decidimos darnos un STOP y dejar de creer o pretender que dicho chico es nuestro príncipe personificado. Un buen consejo aportas Maria, gracias…

  • Ana María
    21 Octubre, 2013 -

    Gracias María! Duele aceptar no ser correspondida y estas excusas las estoy utilizando pero ya es hora de darle un final a una relación que me destruye el alma. Confío en que encontraré al amor de mi vida.

  • carolina
    28 Junio, 2015 -

    Si, uno percibe cuando la otra parte, (en mi caso, un hombre), no tiene interés en mi. A mi me gustaba un tipo que quería seducir a como de lugar, y ayer ya me di cuenta que no estábamos para nada en la misma sintonía. Yo supuse mal, pensé que tenía posibilidades, como lo encontraba coqueto, pensé que el camino se me haría fácil, ya que me miraba mucho, ya que soy atractiva. Pero hay que ser digna, y dar vuelta la página. Por este tipo no tenia sentimientos, sino que era una especia de capricho, fantasía, queria “sacarme las ganas” y listo. El ego pega fuerte, pero así es la vida: no siempre seremos correspondida. Además de esto: ¿A cuantos que anduvieron detrás de nosotras le dimos puerta en la cara?