Pagan para conquistar a una flaca

¿Puedes creer que alguien sea capaz de pagar miles de dólares para encontrar el amor de su vida? Al parecer hay quienes están dispuestos a hacerlo. Quedé sorprendida cuando leí sobre una casamentera o “matchmaker” en Nueva York, cuyos servicios para encontrar pareja pueden costar hasta medio millón de dólares. La carrera de esta casamentera es de más de 20 años y ha producido más de 800 matrimonios. Su clientela está compuesta mayormente por hombres y dado a su éxito, las mujeres solteras deberían prestarle atención a sus consejos.

Ella dice que el principal requisito que los hombres solicitan es que la mujer con la que van a salir tiene que estar en forma, ¡o sea flaca!. Aquellas que tengan unas libritas de más tal vez dicen: “Soy como soy y al que no le guste, se lo pierde”, pero la dura realidad es que las apariencias sí cuentan en nuestra sociedad. No será justo, pero yo no hice las reglas.

El gusto masculino puede aparentar ser muy exigente, no obstante, nosotras somos más exigentes que ellos. Es fácil cumplir con los requisitos principales de un hombre ya que cualquier mujer puede ser flaca si se lo propone. Sin embargo, los atributos que una dama pide de un hombre son mucho más difíciles de encontrar,  pues nosotras exigimos un ser humano “con sustancia”. Para las mujeres es más importante que el hombre tenga buen sentido del humor, sea inteligente, trabajador, espléndido, fiel, romántico, cariñoso , detallista y buen amante, en vez de ser musculoso.

Este tema sobre el aspecto físico puede sonar frívolo, sin embargo, estar en forma no es solamente una característica superficial, también es reflejo de la persona que eres. Cuidar tu salud y físico evidencia tu amor propio. Nuestro exterior es un reflejo de cómo nos sentimos interiormente.

Un cuerpo bonito no es la base para una relación duradera. Tu intelecto, corazón y personalidad son más importantes que tu imagen, pero piensa en tu apariencia física como la puerta que invita a que los demás se acerquen a descubrir tus buenas cualidades. Por eso si tienes sobrepeso, decídete a “cerrar el pico y mover el esqueleto”. Hazlo por ti,  no solo mejorará tu suerte en el amor y estarás saludable, sino que te sentirás bien contigo misma. Tampoco tienes que estar “como un palillo de dientes”, pues al hombre latino les gustan las mujeres ¡con “carne” y con “chispa”!

Por María Marín

 

Articulos Relacionados

Commentarios cerrados.