Qué sale de tu boca
Por María Marín
 ¿De qué hablas a diario? ¿Te quejas constantemente de lo solitario que te sientes? ¿Lo enfermo que estás? ¿Lo mal que están las ventas en tu negocio? “Ojo”, si lo que sale de tu boca es pesimismo y negatividad, te aseguro que tus calamidades se van a multiplicar.
 Si te identificas con estos pensamientos, pon atención porque puedes estar metiéndote en la boca del león. ¡No!, mejor dicho en la barriga de una ballena, igualito como le pasó a Jonás. Sí, ese mismito que cuenta la Biblia. Desde que Jonás quedó atrapado en el estómago de la ballena, estuvo tres días seguidos renegando por su destino. Pero ninguna de sus quejas lo ayudó a salir. Hasta que Jonás se preguntó: “¿Qué resuelvo con esto?”, y desde aquel momento comenzó hacer lo contrario, agradecer a Dios, que aún en medio de sus dificultades por lo menos estaba vivo. Poco después que reconoció su error y asumió una actitud positiva, de repente, la gran ballena abrió la boca y lo expulsó de un empujón fuera de su estómago. Y el agradecido Jonás pudo continuar con la misión que tenía en la vida.

Si los problemas que te rodean te hacen sentir atrapado como si estuvieras dentro de una ballena, en vez de quejarte y torturarte por tus “desgracias”, examina lo que te rodea y agradece por las cosas que tienes. En vez de hablar sobre lo que no funciona en tu vida, comunica lo que si está trabajando. Por más pequeñas e insignificantes que sean tus bendiciones, de esas sí deberías hablar.

Cuéntale a todo el mundo y si es posible, grita a los cuatro vientos: “Qué afortunado estoy de tener un empleo”, “Qué maravilla que mis hijos están saludables” y “ Qué suerte tengo de tener gente que me quiere”.

Transforma las palabras que salen de tu boca. No cuentes lo malo, sino lo bueno y siéntete satisfecho de ello. Verás el giro que da tu vida y cómo esas bendiciones se multiplican. Ten presente que por medio de tus palabras tienes la oportunidad de cambiar lo negativo y atraer lo que más desees.

 

1 Comentario Para “Qué sale de tu boca”
  • Faby
    1 Diciembre, 2012 -

    querida Maria Estoy totalmente de acuerdo con usted me concidero una mujer joven madre de 3 hijos tengo mi esposo ,a mi familia les prohibo que Salga una palabra negativa de su corazon ni de sus mentes y mucho menos que lo esprece sus vocas, siempre mis palabras son positivas si puede les recuerdo que tenemos la gracias de Dios con nosotros, Cuando mi esposo dice no se puede siempre digo claro que se puede . Ciento un gran gusto cuando mis hijos ven que lo que les digo que si se puede lo logramos Ellos lo toman de ejemplo y son mucho mas positivos.