Si no cambia, tienes que renunciar

Cuando reconoces que algo o alguien no va a cambiar, renunciar no significa perder, más bien es un acto de valentía donde reconoces que esa relación, anhelo o capricho no te conviene y lo dejas ir. Acepta que hay cosas en la vida que aunque ruegues, llores y patalees no se van dar, pero algo mejor se presentará. Desaste de lo que no te beneficia para que puedas abrir espacio y recibir lo que realmente está para ti, sólo permite a tu alrededor aquello que trae paz, prosperidad y armonía.

 

Articulos Relacionados
3 Comentarios Para “Si no cambia, tienes que renunciar”
  • Vivían Caridad Ortega
    27 Septiembre, 2013 -

    Esta interasante.

  • Amanda Liz
    30 Septiembre, 2013 -

    Me encanto este concepto. Hay veces que se nos hace dificil entender que algo simplemente no funciona y no va a funcionar. Por tal razon debemos “soltarlo” y asi hacer espacio para algo que realmente nos convenga. Gracias por el consejo.

  • Marlin Redondo
    10 Octubre, 2014 -

    Si no sueltas lo que tienes en las manos te sera imposible tomar cosas nuevas