Si no es un sueño, será otro

Cómo abrir una puerta cuando muchas se han cerrado

Por María Marín

Recientemente fui a Wisconsin a una reunión de trabajo, y tratándose del estado de los quesos, saqué tiempo para ir a un mercado. Sin embargo, lo que más deleitó mi paladar fueron los cupcakes de una tiendita. ¡Y la historia detrás de estas delicias fue aún más sorprendente!

Entre la gran variedad de sabores me decidí por uno de crema de calabaza. Jamás había probado algo tan delicioso. Le dije a la empleada del lugar: “¡La felicito, estos cupcakes son deliciosos! y respondió: “Muchas gracias, pero estas recetas no son mías, son creación de Gigi”. Seguimos conversando y averigüé mucho de la famosa Gigi. Mientras la empleada me contaba la inspiradora historia, lo único que pasaba por mi mente era: “Esto lo tengo que compartir con mis lectores”.
A la edad de 15 años, Gigi creó su propio negocio de limpieza, pero su más profundo anhelo era ser cantante y compositora. Por eso, decidió vender su negocio y se dedicó a perseguir su sueño. Empezó a cantar en diversos lugares de Nashville mientras tocaba puertas de casas disqueras para mostrar su demo. A la vez Gigi trabajaba de mesera para cubrir sus gastos.
Cuando cumplió 30 años, cantar hasta la madrugada y trabajar por propinas era extenuante y ya no la llenaba, por eso decidió abandonar su sueño de ser cantante y volvió al negocio de la limpieza. Un buen día su hermano la llamó para decirle que se estaba comiendo un cupcake en una famosa repostería de  Nueva York, pero que no era tan rico como la receta de Gigi y su familia. Y le comentó que debería abrir una tienda de cupcakes en su ciudad. Gigi escuchó a su hermano y empezó a perseguir un nuevo sueño, mientras continuaba con su negocio  limpieza. De hecho, el día antes de la apertura de su tienda, limpió tres casas para poder pagar al plomero. Lo impresionante es que sólo han pasado tres años desde que Gigi vendió su primer cupcake, y hoy día es dueña de más de 30 tiendas en Estados Unidos.

Te cuento esta historia para recordarte que cuando se cierra una puerta ¡tienes que ir a tocar otra!, Si un sueño no se dio, embárcate en uno nuevo. La vida sorprende a quienes se atreven a soñar. Si tu anhelo de ser empresario, maestro, policía, actor o escritor no se dio, ¡no te rindas!

Cuando le preguntan a Gigi cuál es su secreto del éxito ella asegura: “Quizás la vida no se convierte exactamente en lo que tú tanto soñabas,  pero se puede convertir en algo mejor. La clave es creer en ti, trabajar duro y confiar en Dios”. Sigue el ejemplo de esta triunfadora. ¡Nunca dejes de luchar!

Visita a María Marín en su casa todos los miércoles en su nuevo reality show “María Marín Live” transmitido por Facebook Live, enciende tus notificaciones de “video en vivo”.  https://www.facebook.com/MariaMarinOnline

 

Articulos Relacionados
4 Comentarios Para “Si no es un sueño, será otro”
  • Yessica
    29 julio, 2014 -

    Excelente articulo, muchas veces solo nos quedamos mirando la puerta que se cerro y sufriendo por lo que no se pudo lograr.

  • luisa lugo hernandez
    31 julio, 2014 -

    quiero ser parte y recivir el boletin gratis porfavor

  • Ana Luisa Luzon
    26 agosto, 2014 -

    A veces no observamos que la puerta esta cerrada y seguimos dando contra ella esperando que algún día se abra y podamos entrar, sin darnos cuenta que a nuestro alrededor existen muchas mas abiertas.

  • Irma
    1 septiembre, 2014 -

    Un dia dijiste – nunca invites a tu mesa a alguien que no tenga ? y no recuerdo la ultima palabra.. por favor dime toda la frase