Suelta el pasado y déjalo ir

Oración para aceptar las cosas que no puedes cambiar

 Por Joyce Pagán Nieves

Las resistencias a soltar y a dejar ir o dar y recibir perdón, es la mayor causa de nuestra infelicidad. Y la cual está íntimamente relacionada con el perdón y la liberación de esas cargas oscuras que nos atrasan y nos llenan de un dolor constante y nos interfieren directamente con la búsqueda de nuestra felicidad.

Aceptar y dejar ir, significa dejar de pelear con la vida, aceptando a las personas, las situaciones, las circunstancias y los hechos tal como se den, incluidas las decisiones y acciones del pasado, lo malo, así como lo bueno. Implica saber renunciar, a no aferrarnos  a aquello que la razón nos dice es, en nuestras circunstancias, imposible o muy costoso de lograr. Si dejamos de luchar y de resistirnos a lo inevitable, viviremos plenamente el presente, permaneciendo abiertos a todas las opciones sin aferrarnos rígidamente a ninguna de ellas. Esto estimula la capacidad de dar respuestas creativas a la existencia, tal como es en el aquí y en el ahora.

¿Cómo saber cuándo es bueno luchar y cuándo aceptar y dejar ir? Una conocida oración, de San Francisco de Asís, Dame serenidad Señor, para aceptar las cosas que yo no puedo cambiar”, serenidad para aceptar, pero también dame valor,  para poder cambiar las que puedo, y dame la sabiduría que hace falta para saber la diferencia. En ella, se pide a Dios fortaleza para aceptar lo que al cambio se resista, fortaleza para transformar lo modificable y sabiduría para reconocer la diferencia.

Muchas veces, muchas personas desperdician la mayor parte de su vida lamentándose de lo que pudo haber sido y no fue, viviendo en la nostalgia y la melancolía, viviendo en el pasado. Apegados a un recuerdo, un incidente que nos causó dolor o idealizando una vida pasada o una persona en nuestra vida, que en realidad no fue tan maravillosa como tú ahora  la añoras.

La negación en muchas ocasiones de querer seguir perpetuando una relación de pareja a veces hasta de maltrato conyugal que tratas de engañarte de que fue maravillosa, cuando en realidad no lo fue y tienes profundas heridas que todavía sangran en tu alma y te niegas a soltar.

Es como si viviéramos dentro de un bloque que detiene nuestro progreso espiritual y nuestra psiquis. Es un dolor latente, que vive ahí dentro y nos afecta nuestras decisiones presentes que luego afectaran  nuestro futuro en una cadena de infelicidad.

Pero que maravilloso es que podamos liberarnos de esos lastres y trabajar para nuestra felicidad, para sentirnos plenos, vitales y felices.

¿Y cómo es que vamos a hacer eso, te preguntarás?

Cambiando nuestra actitud y la forma en que vemos las cosas que nos rodean y las que nos suceden, escogiendo cómo nos vamos a sentir o reaccionar frente a los eventos, personas etc.

En el caso de Wayne Dyer, cuando fue entrevistado por Anthony Robins, él le contó una historia sobre la ausencia en su vida de su padre  alcohólico, que lo abandonó cuando él era pequeño y como su madre le hablaba siempre mal de él. Un día ya adulto decidió ir a buscarlo y buscó rastros y huellas de su padre hasta que cuando por fin dio con él, fue en un cementerio. Ahí, Dyer se dio cuenta de que la ausencia de su padre en su vida fue en realidad un acto de amor, porque él ( el padre) sabía en su corazón que no estaba capacitado para brindarle felicidad e irse fue un reconocimiento de ello.

Si enmarcamos esta historia y la integramos a la fe, sabemos que todo sucede por algo, que existe un orden divino y que se manifiesta de maneras que en el momento no podemos entender, pero que luego a la larga si lo hacemos.

De hecho, los psicólogos establecen cinco etapas que atraviesa el ser humano ante la pérdida en el proceso de aceptación.

“En este sentido el duelo no solo se presentaría frente a la muerte de un ser querido, sino también con relación a situaciones que impliquen la evidencia para el sujeto de una falta, o de algo que ha de dejar atrás y que no volverá a recuperar, pero que deja siempre un recuerdo”. .” Esta definición corresponde a lo que hoy conocemos como duelo normal, sin embargo existe una forma particular de vivir el duelo que S. Freud llamó melancolía, en este caso el deudo se siente empobrecido y la pérdida es experimentada en el propio Yo.

Ahora es un momento de reflexionar:

  1. Qué es lo que en este momento no te permite seguir adelante y ser feliz. Donde te encuentras estancado, que emoción, situación todavía arrastras de tu pasado, de tu niñez, de tu adolescencia, de tu vida actual.
  2. Cuáles son tus expectativas? Que te pidan perdón, saber por qué  te hicieron tal o cual cosa que no merecías, que la persona vuelva a ti y reconciliarte, reivindicarte, que esperas que suceda y no pasa.
  3. ¿Qué es lo que te está impidiendo avanzar, y dejar atrás el pasado?
  4. ¿Qué es lo que debes perdonar y perdonarte?
  5. ¿Qué es lo que vas a aceptar hoy y de lo que te vas a liberar? En este día y para siempre.

Pues, ¡libérate ahora!

Todo está en la manera que decidas ver las cosas, que seas generoso contigo y con los demás. Que alguien no desee continuar con la relación contigo, no necesariamente es tu culpa ni te deroga, simplemente la vida te está regalando una nueva oportunidad de vivir una experiencia nueva. Aprovéchala, la vida te sucede ahora y es lo que te pasa por el lado mientras tú pierdes el tiempo envenenándote de coraje y resentimiento y dolor, atrévete a ser feliz, es tu responsabilidad indelegable, compromete con tu felicidad y plenitud hoy.

Vale la pena sentirse libre de todo ese veneno que nos sembraron alguna vez. No merece que sigamos recordándolo por el resto de la vida, ¡pasa la página!

¡Suelta el pasado, deja de preocuparte por el futuro, vive el presente, la vida es maravillosa, todo va a estar bien!

* Para más rituales y oraciones puedes visitar www.joycepagan.net

Si te gustó este mensaje y crees que le puede ayudar a alguien, ¡compártelo!


16 Comentarios Para “Suelta el pasado y déjalo ir”
  • Jorge
    1 Enero, 2013 -

    Muy buen articulo, yo estoy pasando por una etapa de rompimiento de una relación y me a afectado mucho, nadie me habia dado las palabras o respuestas indicadas y este articulo me ayudo bastante, Gracias

  • ROBERTO
    1 Enero, 2013 -

    Hoy se me ocurrió visitar un antiguo lugar-barrio- por donde viví durante dos décadas, recuerdo que por allí vivía con mi madre, pero ocurre, que el motivo de mi visita a ese lugar, era una mascota que tuve, después de fallecer mi mamá, y que obligado por las circunstancias , dejé abandonada y atada en una estación de servicio y me fui.. Pasó el tiempo y esa mascota la vi por televisión en un programa de mascotas y allí buscaban al dueño o la daban en adopción.. Pero no fui a buscarlo porque yo tenía otras mascotas. Vi la carita triste de mi mascota
    Recuerdo que a la mascota , era un perro, color beige, lo abandoné por el año 2003, me vi obligado a hacerlo, porque existían quejas del consorcio y notas que me intimaban a tomar una solución en el edificio donde vivía solo -yo alquilaba- .El dueño del inmueble me obligo a tomar una decisión, se puso bastante pesado ..Por ese motivo visité hogares para perros, y ninguno tenía lugar espacio para albergar esa mascota. y eso me obligó a tomar la solución
    Después de abandonar a mi mascota y meses antes de verla por televisión en un programa de Raúl Portal, recuerdo que yo estaba recostado en mi cama y veo , noto , siento que mi mascota, quería venir hacia mi contenta y subirse en la cama. Vi , su espíritu , su alma su figura en mi mente- o algo así- y yo no estaba soñando estaba despierto y no me lo voy a olvidar.más..
    Por eso, cuando hoy llegué al lugar donde lo abandoné una noche , una estación de servicio por el barrio de Caballito, en Buenos Aires, en calle Juan B. Alberdi, me invadió una profunda tristieza y se me escaparon unas lágrimas. Regresé a ese lugar hoy muchos años después para ver si estaba por ese lugar , pero comprendí que ya era tarde. Como lo lamento, ojalá esté con vida esa mascota, pero ya no la volveré a ver..

  • Guadalupe
    2 Enero, 2013 -

    Es una refleccion y oracion muy hermosa me gustaria ver mas gracias

  • Leticia
    2 Enero, 2013 -

    Esta refleccion m llego en el momento indicado gracias..

  • Denny Prudencio
    2 Enero, 2013 -

    Feliz 2013 Maria Marin gracias por compartir este blog con cada uno de nosotros Dios te bendiga.

  • ANA LUCIA FAICAN
    2 Enero, 2013 -

    MARAVILLOSO

  • andrea
    2 Enero, 2013 -

    muchas gracias por estas hermosas palabras que son mi situacion actual, por motivo de separacion de una relacion de mas de 7 anios, felicito HA JOYCE PAGAN, por esta voz de aliento dios te guarde feliz anio nuevo

  • Angelina Estrada
    4 Enero, 2013 -

    Hay Maria! la verdad es que este block me ha abierto mas los ojos, pues yo acabo de pasar por un divorcio, y se que es supper dificil tratar de adivinar que le paso a la otra persona. Pero hoy tambien tratare de ser feliz cada dia de mi vida con mi hijo. yo se que debo comprometerme conmigo misma ha ser FELIZ, pero me esta costando tanto, que todos los dias le pido a Dios que me de fuerzas y que aumente mi FE para poder salir de este mal paso. Grasias por toda esta informacion que compartes con todo tu publico Maria, algunas veces uno quiere leer cosas asi para que lo motiven y le den algunas respuestas a cosas que uno no sabe como descifrar!!!

  • rosa cardenas
    4 Enero, 2013 -

    Muy bonito mensaje en lo personal me costado mucho esfuerzo soltar un relacion de 16 anos pero ahí voy a veces avanzo 3 pasos y retrocedo 4 pero con la ayuda de dios un dia voy a ver asi atras y me dare cuenta q ya no duele

  • Eli
    24 Enero, 2013 -

    Despues de un fracaso en mi relación siento que no he podido dejar atras mi pasado me ha cosatdo mucho estas palabras han calado mi corazon y a que es exactamente lo que me sucede mi pasado arruin ami presente estos articulos me hacen pensar mucho ya que mi pasado empaña mi presente vivo pero la vida me parece sin sentido. Ya casi a dos años siento como que fue ayer el engaño que me hicieron dime que hago

  • Alejandro
    30 Enero, 2014 -

    Muy buen editorial es una motivacion para todas ñas persomas que estamos atravesando momentos dificiles, termine una relacion de 6años en la cual pensamos en casarnos , pero las cosas no se dieron ella ya tiene otra persona mayor con 10 años y yo tambien estoy saliendo con una chica pero cada vez que salimos me invaden los fantasmas del pasado estoy leyendo mucho y con la ayuda de dios se que podre salir adelante con este dolor.

  • Adriana
    10 Febrero, 2014 -

    Mi matrimonio de 7 años termino, y me siento culpable por eso, no he podido superarlo y desprenderme del pasado, el ya tiene una familia y yo no me siento capaz de empezar de nuevo, no dejo que nadie se me acerque, quiero perdonarme por todo lo que paso, pero no se como hacerlo, es duro pasar por esto.

  • Monse Rodríguez
    26 Abril, 2014 -

    Mil gracias por este artículo, en este momento estoy pasando por un rompimiento que ha sido muy difícil para mi. Las palabras aquí plasmadas han sido las exactas, a partir de este momento dejo ir el pasado y visualizo el futuro con muchas ansias… Dios te bendiga

  • Girasol
    25 Diciembre, 2014 -

    Luchar por alguien que esta confundido y no sabe lo que quiere esta mal??, después de haber vivido casi dos años inolvidables de demostrarme tanto amor!! Es posible que todo eso se le haya borrado???
    Ya van 3 meses se separados y hablamos como amigos. No entiendo que debo hacer!! Ayuda

    • Claudia Jaldin
      8 Enero, 2016 -

      Girasol, hola, estoy pasando por lo mismo, hace 3 semanas que terminó conmigo, y tambien fueron dos años maravillosos, cargados de amor, y planes a futuro. parece que todo eso se hubiese esfumado de su mente, y está tras otra persona, que ni siquiera está en esta ciudad. no sé qué hacer, por que todavía vivimos juntos ya que tenemos varias responsabilidades económicas. me he sentido perdida. y realmente el amor que le tengo sigue ahí, duele mucho. qué hiciste?

  • Sergio
    25 Febrero, 2015 -

    Gracais por este artículo lleno de verdad y vida.

    Siento que lo que cuesta soltar a veces es una necesidad extraña de tener “todo claro”. En particular en lo que a vida en pareja refiere.

    Agradezco el pasado que nos trajo hasta aquí, pero siempre y cuando estemos dispuestos a aprender de él y transmutarnos; reconociendo si erramos y aceptando que podríamos haber hecho las cosas con más cuidado por uno mismo y por los demás.

    Comparto un sentir, y nuevamente agradezco la visible buena intención de acompañar y ayudar.

    un abrazo fraterno.