Tres consejos que nunca debes escuchar

“Ojo” con los consejos de tus amigos y seres queridos.

Por María Marín

¿Cuál es tu deseo más grande? Tal vez abrir tu propio negocio, encontrar tu alma gemela, terminar una carrera profesional o quizás ser tan famoso como Lady Gaga. Independientemente del sueño que tengas, siempre habrá alguien de tu confianza que te dará un consejo desmoralizante y corres el peligro de seguirlo.

Así me sucedió hace muchos años, cuando decidí convertirme en conferencista. Fui a entrevistarme en una prestigiosa compañía que ofrecía talleres de negociación alrededor del mundo.  Yo no cumplía con los requisitos necesarios para trabajar en una empresa de esa categoría; pero mi sueño era hablar en público y estaba dispuesta a hacer lo que fuera para conseguirlo. Emocionada llamé a una “gran amiga” para contarle: “!voy a solicitar trabajo como seminarista, ¡mi sueño de estar en una tarima se va cumplir!”, a lo que respondió sarcásticamente, “sé que te encanta hablarle al público, también al sacerdote de mi iglesia le gusta hacer lo mismo, ¡pero ni él ni tú están capacitados para este trabajo! Mi consejo es que esperes a tener más experiencia”

La gente siempre tiene algo que opinar con relación a tus sueños y muchas veces esa opinión es desalentadora.  Por eso, aquí comparto tres consejos que siempre vas a escuchar pero nunca debes seguir.

No dejes un trabajo estable por un capricho. Esto lo pregonan aquellos que tienen terror a tomar riesgos. Ellos aseguran: “Más vale pájaro en mano, que cientos volando”.  ¡Arriésgate!, y si no funciona, lo peor que puede pasar es que tengas que regresar a lo que hacías antes.

Te cuidado porque puedes fracasar. Este consejo lo ofrecen quienes piensan que el fracaso es humillante o trágico. Quien no puede manejar un fracaso, tampoco podrá manejar el éxito. No importa el resultado que obtengas, será una enseñanza que te ayudará a alcanzar tu meta próximamente.

Necesitas más recursos y preparaciónEsta lo dicen  los que quieren ser expertos en una materia antes de comenzar. Realmente no necesitas más recursos, sino explotar lo que tienes. Andrea Bocelli no podia ver, asi que explotó su voz y pasión por la música,  siendo hoy uno de los cantantes internacionales más aclamados del mundo.

¿Te imaginas cuantos consejos desmoralizantes recibió el invidente Bocelli? Seguramente muchos, pero no los escuchó. ¡Gracias a Dios que yo tampoco hice caso al consejo de mi amiga, pues logré trabajar para esa empresa por varios años y la experiencia que allí adquirí me facilitó las herramientas para  llevar a cabo hoy día el propósito de mi vida; ¡motivarte a creer en ti!

 

Articulos Relacionados
1 Comentario Para “Tres consejos que nunca debes escuchar”
  • Verónica Miranda
    6 Febrero, 2014 -

    Gracias por tus concejos son bien acertados, y precisamente eso hablaba ahora con una amiga, si no te va bien adquieres experiencia para luego hacerlo mejor no cometiendo los mismos errores, y si te va bien pues en hora buena, pero siempre tenemos que dar las gracias a Dios por lo que sea que suceda en nuestras vidas…