Unidos lograrán más

En tiempos difíciles apoya a tu pareja 

Por María Marín

En la costa del golfo de México existen unos insectos que se llaman “insectos de amor” o mejor conocidos en inglés como “lovebugs”. Me encontré con estas criaturas por primera vez en un viaje que hice hace unos días a la costa oeste de la Florida. Lo que me sorprendió no fue la cantidad de ellos que estaban en el aire sino que al observarlos me di cuenta que todos volaban emparejados. Una amiga, residente de este pueblo, me contó que los “lovebugs” escogen una pareja cuando nacen y desde ese momento vuelan, comen, caminan y duermen juntos por el resto de sus vidas hasta que el macho muere. Incluso después de su muerte la hembra lleva consigo el cuerpo de su pareja hasta que ella también muere.

Cuando escuché la historia de estos animalitos se me erizó la piel y pensé: “¡qué románticos! deberíamos aprender de ellos”. Son pocas las parejas determinadas a estar juntos para siempre. Hoy día es fácil darse por vencido cuando una relación cae en la monotonía y los desacuerdos predominan. La solución para muchos, cuando los problemas aparecen, es buscar a otra persona. Pero lo que define a una relación saludable no es la falta de problemas sino la capacidad de ambos para superar obstáculos.

Para que tu relación permanezca saludable, tienes que dedicarle tiempo a tu pareja. Cualquier cosa que es abandonada se deteriora o muere. No dejes que tu amor muera por falta de atención. Una flor no puede vivir sin agua igual que una relación no puede sobrevivir sin dedicación y amor. Asegúrate que todos los días, aunque estés muy ocupado, saques por los menos unos minutos para llamar a tu pareja por teléfono o mandarle un mensaje de texto diciendo “te amo”.

En tiempos difíciles, ¡apóyense! Si tu amorcito perdió el trabajo en vez de pensar que ahora no tendrá dinero para aportar al hogar piensa en qué puedes hacer para ayudarlo a buscar un nuevo empleo.

No importa los retos que enfrentes, si hay amor ¡todo se puede!. Tampoco estoy diciendo que hay que aguantarlo todo. Hay situaciones en las que es mejor separarte especialmente cuando tienes que lidiar con vicios, infidelidades o abusos. Pero si tu relación no enfrenta asuntos graves como estos, y todavía hay cariño, vale la pena volar juntos para siempre. Aprendamos de los “lovebugs”, cuando estos insectos enfrentan mal tiempo y el viento los azota, en vez de soltar a su compañero, se aferran con más fuerza el uno al otro.

Si estás pasando por un momento difícil en tu relación, en vez de alejarte, entrelázate con tu pareja. Juntos pueden enfrentar la tempestad. Recuerda, ¡en la unión está la fuerza!

 

Commentarios cerrados.