¡Fuertes, bellas y poderosas!

Por María Marín

Siempre me he preguntado por qué nos clasifican como el sexo débil. Decidí encontrar la respuesta. Empecé a preguntar a todo el mundo y nadie sabía. Luego indagué en una biblioteca pero tampoco conseguí explicación. Desesperada por encontrar alguna pista llamé a mi doctor y me dijo: “La única razón por la cual ustedes son consideradas el sexo débil porque la estructura corporal de una mujer es más pequeña que la del hombre”. Esta respuesta solo corroboró lo que siempre había sospechado; ¡que no tenemos ni un pelo de débiles! A continuación comparto con algunos datos científicos que comprueban lo poderosas y versátiles que son las mujeres:

 

  • Somos más fuertes- Nuestro sistema inmunológico es más poderoso que el de ellos, por eso vivimos más. Ocho de cada nueve personas que cumplen 100 años son mujeres. Muchos hombres alegan: “¡es que ellas nos matan!”, pero lo cierto es que estamos capacitadas para tolerar más dolor. Somos las procreadoras, ¿hay que decir más?

 

  • Somos más diestras- El cerebro de la mujer tiene pensamientos entrelazados y puede realizar con eficacia varios trabajos a la vez; mientras ayuda al niño con la tarea, cocina, chequea sus correos, re-tuitéa un mensaje, mira la novela y habla por teléfono con su mamá. Por el contrario, ellos piensan en forma lineal y son más eficientes cuando se enfocan en una tarea a la vez. Hay algunos hombres que son capaces de hacer dos cosas simultáneamente; ver un juego de fútbol ¡y a la vez tomar cerveza!

 

  • Somos mejores empresarias– Las estadísticas muestran que las empresas dirigidas por féminas permanecen vigentes por más tiempo que otras compañías. Esto se atribuye a que las mujeres desarrollan mejores relaciones interpersonales entre sus empleados, clientes, proveedores y socios, lo que resulta en un negocio más fructífero.

 

  • ¡Somos más bellas!-Y ellos son los primeros en asegurarlo. La belleza de una mujer tiene tal poder que puede derretir corazones, abrir puertas, parar tráfico, inspirar poetas, pintores, músicos y hasta ocasionar guerras.

 

Amo a los hombres y ellos son nuestro complemento, pero no hay duda de que las mujeres son el sexo fuerte. Sin embargo debo aceptar que tenemos una gran debilidad, ¡los chocolates!

Visita a María Marín en su casa todos los miércoles 6:00 pm EST/3:00pm PST y no te pierdas su nuevo reality show “María Marín Live” transmitido por Facebook Live, enciende tus notificaciones de “video en vivo”.  https://www.facebook.com/MariaMarinOnline

 

 

5 Comentarios Para “¡Fuertes, bellas y poderosas!”
  • Gabriel Trujillo
    May 8, 2015 -

    Maria, dejaste dos cualidades de las damas. oyen cinco mil ciclos mas que los hombre por eso es raro decir de mujeres sordas segundo punto las mujeres tienen menos musculos en los brazos , y por lo tanto pueden tener un bebe en sus brazos por mucho tiempo , cosa que al hombre les es dificil

  • teresa
    May 12, 2015 -

    ME ENCANTO LA PAGINA SOS UNA GENIA MARIN

  • Tani Alonso
    May 29, 2015 -

    Muy buen articulo, hace falta que nos digan constantemente estas cosas para entender que somos importantes siendo mujeres y que valemos mas de lo que uno se imagina

  • sandra ramos
    June 2, 2015 -

    Sierto las mujeres somos bellas y intelijente mari sigue poniendo estos comentarios meencantan soy tu fan número uno

  • Cecilia Chaires
    September 21, 2015 -

    Excelente artículo debo decirte que soy admiradora de tus columnas, y más cuando se trata de la perspectiva de género. En la sociedad actual aún falta mucho para lograr la equidad de género, tristemente en las sociedades con bajo nivel de desarrollo económico la mujer sigue siendo considerada como el sexo débil, incapaz de ser una profesionista, de cumplir sus metas de ser feliz y columnas como las tuyas son ideales para hacerle entender a muchas mujeres que tiene la capacidad para lograr lo que particularmente se proponga, no basta solo con leerlo sino con creérselo, tener en claro que las mujeres son igual de capaces que los hombres, que en ningún momento estamos haciendo a un lado a los hombres, sino buscar que en este mundo tan sumergido en la discriminacion exista un equilibrio entre hombres y mujeres, que nos olvidemos de las etiquetas y quién es mejor o peor y que seamos seres humanos con valores