¿Hasta cuando vas a soportar?

¿Hasta cuando vas a soportar?

María Marín

¿De quién te quejas constantemente?,

¿Qué situación te hace refunfuñar todo el tiempo?

Quizás pareces un disco rayado:

“Mi jefe me tiene hasta la coronilla, no soporto trabajar aquí un día más”.  A lo mejor tienes una pareja que te ha herido muchas veces y continuamente dices: “hasta aquí llegué no aguanto más”, pero lo perdonas y sigues soportando su maltrato. O tal vez tienes una amiga que le has brindado todo tu apoyo, pero cuando la necesita s nunca está ahí para ti y siempre dices: “ya no le voy a hablar más”. ¿Hasta cuándo vas a seguir quejándote de lo mismo?

Cualquier relación de tu vida que te tenga descontenta, bien sea amorosa, amistosa, familiar o de trabajo, es hora de dejar las quejas y buscar tu felicidad. Te doy tres opciones: Primero, puedes tratar de cambiar la persona o situación que te disgusta pero ten en cuenta que si llevas años expresando tu infelicidad y no ves cambios, significa que tus esfuerzos son en vano y estás perdiendo tu tiempo y energía, pero si aún así, decides continuar, toma la segunda alternativa para encontrar paz y tranquilidad: ¡Acepta la persona o la situación! Es decir, para de criticar o esperar que algo cambie, más bien hazte de la vista gorda y báñate en mantequilla para que todo te resbale. No culpes a nadie de tu frustración. Se feliz contigo mismo ¡y déjale a otro ser como es! Ojo, si no puedes aceptarlo, porque la situación es injusta o absurda, entonces solo te queda una última opción: ¡Decir adiós! Si estás esperando a que alguien cambie para lograr tu felicidad, te advierto que las probabilidades de que eso suceda, son las mismas que tienes de ganarte el premio gordo de la lotería. En resumen, deja de quejarte y, acepta o acaba esa situación que roba tu felicidad.

María Marín es motivadora internacional, figura radial y autora del bestseller Mujer sin límite. Para más consejos visite: www.MariaMarin.com

Si has tratado por todos lo medios de “llevar la fiesta en paz” y has dado lo mejor de ti pero no recibes a cambio lo que mereces; respeto, apoyo, comprensión y lealtad, considera -por más doloroso que sea- terminar esa relación antes de que te desgastes. Si no estás seguro de la decisión que debes tomar, te recuerdo que nadie que traiga ansiedad o inseguridad a tu vida es bueno para ti.

 

Commentarios cerrados.