Mi último discurso

Por María Marín

Para quienes se quejan de sus problemas y piensan que la vida es injusta, les aseguro que después de leer estas líneas, te darás cuenta lo bendecido que eres.

Existe una tradición académica anual en la Universidad de Carnegie Mellon, en la que un profesor es invitado a dar una charla titulada “El Último Discurso”. Se supone que el orador  hable a sus alumnos como si fuera a morir pronto y ésta fuera la última oportunidad para darles una valiosa enseñanza que les quede para siempre.

En Agosto del 2007, Randy Pausch, profesor en ciencias de computación, fue invitado a dar esta charla.  Se subió a la tarima muy seguro de sí mismo, con mucha energía y una gran sonrisa. Luego de saludar a la audiencia, los sorprendió con su confesión: “Ésta realmente es mi última conferencia, tengo cáncer en el páncreas y los médicos me anunciaron que me quedan pocos meses de vida”. Pausch explicó que según estudios médicos, el cáncer pancreático es el más fulminante. El 96% de las personas que lo padecen mueren rápidamente y solo el 4% logra sobrevivir un máximo de 5 años.

En la conferencia, Randy resaltó la importancia de estar alegres. Aconsejó que siempre nos maravillemos por cada suceso de nuestras vidas, ¡así como cuando éramos niños!, y con mucha convicción expresó: “nunca se te olvide lo indispensable que es disfrutar de buenos ratos”. Cuando le preguntaron: ¿Acaso no sientes rabia de que esta enfermedad te haya tocado a ti?, a lo que respondió: “La rabia jamás ha mejorado ninguna situación, puedo gastar el tiempo que me queda lamentándome y sufriendo, o puedo invertirlo en divertirme y  pasarla bien”.

Lamentablemente, el 25 de julio del 2008, Randy perdió la batalla contra el cáncer. Su charla fue publicada en Youtube y se convirtió en una sensación de internet. Además antes de morir publicó el libro “Mi último discurso” el cual ocupó el primer puesto en la lista de New York Times best-sellers. Su legado ha inspirado a  millones. Espero que su actitud y valentía te motiven a ver tus problemas con otra cara.

Si al igual que Randy te informan que te queda poco tiempo de vida y tuvieras la oportunidad de dar tu último discurso ¿Qué dirías?

Visita a María Marín en su casa todos los miércoles en su nuevo reality show “María Marín Live” transmitido por Facebook Live 6pm EST (3pm PST) Enciende tus notificaciones de “video en vivo”.  https://www.facebook.com/MariaMarinOnline

Articulos Relacionados
4 Comentarios Para “Mi último discurso”
  • edeliza
    March 22, 2014 -

    Mi último discurso se lo dedicaría a mi DiosTodopoderoso por darme en está vida mi maravillosa Familia estaría tan agradecida con el, pues crecí en un lugar donde me dieron tanto amor que cada adversidad de la vida pude enfrentarla con Fe, crecí donde aprendí que la voluntad de el es tan grande que me ha regalo tanto que no sabría como pagarle. Gracias Maria por esta linda palabras te admiro

  • YESI
    March 24, 2014 -

    Darle infinita de Gracias a Dios por permitirme hacer parte de la vida de muchas personas, por prestarme una familia que es lo mejor de mi vida.. y disfrutar de esas personas que pasaron por mi vida y aun permanecen en ella. Hasta que sea la voluntad del Sr. He vivivo tantas circunstancias excelentes, buenas y dificiles que me llevaron a descubrir cuan Bello es el Sr. si vamos de la mano de él no hay de que preocuparse “Ni de morir”…

  • Angeliz
    March 25, 2014 -

    Que estoy en esa situacion por un error y tengo mucho coraje y rabia, tratare de cambiar la actitud no obstante cuando hay hijos pequenos es muy dificil.

  • yessi
    March 26, 2014 -

    Al tener yo una vida tan dura desde mi ninez eh aprendido que no se gana absolutamente nada con sentir enojo o rabia porque para algunos la vida tan facil y feliz como a otros. Pero no podemos vivir del pasado sino del presente y siempre con miras en el futuro. Doy gracias a Dios por todo lo bueno que me ha dejado vivir, mis hijos , mi familia y sobretodo porque aun sigo aqui viva y disfrutando de cada dia tan maravilloso. Un dia ala vez al maximo es lo que nos va a ser optimistas, alegres y felices. Gracias a Dios por darme el aliento de vida asta hoy.